tratamiento-corporal

CIRUGIA HEMODINAMICA DE LA INSUFICIENCIA VENOSA AMBULATORIA
(CHIVA)

PRESUPUESTO PERSONALIZADO EN CADA CASO

INDICACIONES

En aquellos casos en el que el cirujano vascular decide que las varices necesitan ser intervenidas, se opta en la mayor parte de los casos, por la técnica CHIVA (acrónimo de Cura Hemodinámica de la Insuficiencia Venosa Ambulatoria).

TÉCNICA

La cirugía hemodinámica de la insuficiencia venosa ambulatoria es más conocida como técnica CHIVA. Se trata de realizar unas mini incisiones en la zona de la ingle, que serán cerradas con sutura intradérmica.

Tiene un gran número de ventajas frente a la técnica clásica:

Se hace de manera ambulatoria, con anestesia local.

Se conservan los sistemas safenos, evitando molestias y riesgos en el postoperatorio.

RESULTADOS

Los resultados son permanentes y solo en un 5% de los casos se dan recidivas que pueden ser tratadas con anestesia local.

Pide cita en tu clínica de estética si las varices son tu problema.

DESPUÉS DE LA SESIÓN

El paciente sale por su propio pie del quirófano y se recomienda andar inmediatamente después de la intervención y los días siguientes, ya que cuando se camina, se acelera la recuperación. Puede tener algún dolor en la zona, que será tratado con analgésicos según recete el especialista.

Más información sobre cómo quitar las varices