instituto médico estético

LIPOFILLING FACIAL

PRECIO INTERVENCIÓN

Personalizado en cada caso

INDICACIONES

– El Lipofilling facial está indicado para conseguir un rejuvenecimiento facial de forma permanente. 

– Es una de las técnicas más novedosas de la cirugía estética y plástica.

 

TÉCNICA Y POSOPERATORIO

El lipofilling sigue varios pasos. El primero es extraer la grasa del vientre, muslos o caderas. Es decir, de los lugares donde abunda. Esta grasa se obtiene mediante una mini liposucción utilizando unas cánulas especiales para ello.

En un segundo paso, la grasa extraida se centrifuga y se depura de forma que solo queden células grasas, eliminando las  impurezas no deseadas.

Por último, se realiza una infiltración de las células grasas en el lugar que estamos buscando mejorar estéticamente.

Esta operación se puede realizar bajo anestesia local y sedación o con anestesia general por uno de nuestros especialistas.

RESULTADOS

Con el lipofilling facial se consiguen excelentes resultados en rejuvenecimiento facial de forma permanente. Es posible restaurar el óvalo facial, suavizar surcos, como los nasogenianos o las arrugas de marioneta y perfilar los labios, además de mejorar el volumen en pómulos y región infraorbitaria.

El lipofilling facial consigue además dar a la piel un mejor aspecto, mejorando su calidad por la presencia de células madre en la grasa introducida.

Reserva cita en tu clínica de estética y te daremos más información.

DESPUÉS DE LA INTERVENCIÓN

El lipofilling facial es una técnica muy segura y con pocos efectos secundarios. Esto se consigue gracias a utilizar las células grasas del propio paciente, en lugar de productos sintéticos, lo que evita que se produzcan rechazos.

Es frecuente durante unos días observar cierta inflamación en la zona operada, así como en la zona donde se ha extraído la grasa. A los pocos días esas zonas volverán a tener su aspecto normal, excepto donde se ha infiltrado la grasa, que tendrá un aspecto mas voluminoso y terso como consecuencia del lipofilling facial.

El lipofilling facial no necesita excesivos cuidados posoperatorios, salvo precauciones mínimas como no aplicar presión a la zona rellenada en el primer mes. También es recomendable evitar la exposición solar en los primeros días, y utilizar protección solar alta en los siguientes meses.